Fisioterapia para embarazadas

Existen programas de fisioterapia para, con los que las mujeres podrán minimizar los malestares articulares, óseos o musculares causados por el embarazo.

Esta etapa de la mujer puede afectar a todas tus funciones y actividades diarias, ya que atraviesas innumerables cambios físicos y hormonales, antes y después del parto. Gracias a la fisioterapia para embarazadas es posible minimizar tus malestares, contribuyendo a su vez a facilitarte un parto sencillo y un proceso de recuperación más veloz.

mujer-embarazada-trabajando-fisioterapeuta-resistencia_79405-1878La Fisioterapia en embarazadas está cada día más presente en nuestra sociedad, tanto en el embarazo como en el parto y post-parto.

Toda mujer embarazada experimenta múltiples cambios en su cuerpo. Cambios musculares, cardiovasculares, hormonales, respiratorios, digestivos, en la micción y un largo etcétera.

La respiración pasará a ser torácica. Los cambios hormonales harán que la flexibilidad aumente. Algunos músculos serán más débiles. Habrá un aumento de las veces en las que se orina. El peso aumentará, el centro de gravedad cambiará, aumentará la curvatura lumbar. Una cosa lleva a la otra y se dan una infinidad de cambios en cadena.

Todos estos cambios se darán en un periodo de tiempo relativamente corto, haciendo trabajar mucho al cuerpo para poder adaptarse. Esto se puede traducir en problemas durante y después del embarazo. Dentro de todos los posibles problemas hay tres que son los más comunes: dolor de espalda, dolor pélvico e incontinencia urinaria.

Hay estudios que muestran la gran utilidad de acudir al fisioterapeuta ante estos problemas. Esta es la razón por la que la Fisioterapia en embarazadas está ganando enteros en nuestros días.

Tratar los problemas asociados con la musculatura, los huesos y las articulaciones, así como el sistema circulatorio, respiratorio y nervioso, durante el embarazo es ideal. Además, los fisioterapeutas pueden recomendarte ejercicios que podrás realizar durante la etapa postparto para el fortalecimiento de tu suelo pélvico y tu rápida recuperación.

Embarazo y dolor de espalda

Un tercio de las embarazadas tienen dolor de espalda. La zona de la espalda más comúnmente afectada es la zona baja, las lumbares. La razón es el aumento de peso de las embarazadas, junto con el aumento de la laxitud ligamentaria y la disminución del tono muscular.

Cuando se habla de laxitud ligamentosa nos referimos a que los ligamentos dan más de sí, ceden más de lo normal. Los ligamentos tienen como función principal limitar la movilidad de las articulaciones y en el caso de las embarazadas esta función se verá mermada.

Esto llevará a un aumento de la curvatura lumbar y la posible aparición de dolor en la zona. Algunas mujeres tienen dolor incluso mucho tiempo después de dar a luz.

Papel de la Fisioterapia

El fisioterapeuta es la persona indicada para ayudar a la embarazada a combatir este problema.

Las herramientas que el fisio tiene a su disposición para ayudar son la terapia manual, la prescripción de ejercicios y la educación, principalmente.

En cuanto a la terapia manual, el masaje es una de las principales armas para reducir el dolor muscular.

La prescripción de ejercicios engloba ejercicios de movilidad, estiramientos y ejercicios de fortalecimiento.

En educación hay que destacar la importancia de recomendar ejercicio aeróbico, educación postural e información sobre las diferentes etapas del embarazo y los cambios que la embarazada puede experimentar. Siempre haciendo hincapié en la importancia del tratamiento y la prevención por parte del fisioterapeuta.

Hay otros males que se presentan como el dolor pélvico, la incontinencia urinaria entre otros. Estos los podremos tratar en otro post en nuestro BLOG.

Suscríbete y mantente enterado con noticias y artículos saludables.

Fuente: tulesion | urbanfisio

BLOG: https://clinicacueli.com